buzon ciudadano

buzon ciudadano
reflexión y análisis

EL GRITO DE TODOS

EL GRITO DE TODOS
PRÓXIMO 11 DE JULIO, PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA CAÍDA DEL TELEPRESIDENTE, DE JENARO VILLAMIL, CON LA PARTICIPACIÓN DEL AUTOR Y DEL COMUNICÓLOGO Y DIPUTADO FEDERAL ELECTO POR MORENA, VIRGILIO CABALLERO

CÍRCULO CONCIENCIA COLECTIVO: TACÁMBARO

CÍRCULO CONCIENCIA COLECTIVO: TACÁMBARO
PRÓXIMAMENTE DÉCIMO ANIVERSARIO

19/10/16

Paro Nacional de Mujeres contra feminicidios

Imágenes integradas 2

Imágenes integradas 3
Imágenes integradas 4
Paro simultáneo en México y Argentina contra feminicidios

Desde la rabia y la indignación convocamos a todas las mujeres en el territorio nacional al paro simultáneo que se llevará a cabo en destintos puntos de Latinoamérica el próximo 19 de octubre.
Este Paro General de Mujeres tiene la intención de denunciar la ola de feminicidios y transfeminicidios que azotan la región y a los que el Estado patriarcal no atiende como lo que son en todo su dimensión: una emergencia nacional.
Este paro es nuestro grito.

Puesto que l
a violencia machista se sustenta por el capitalismo como sistema de producción que explota el cuerpo de las mujeres para luego desecharlo, estamos convencidas de que el patriarcado es un monstruo de dos cabezas que pugna por nuestro sometimiento y domesticación para desactivarnos al punto de no podernos defender difundiendo miedo y sembrando odio contra nosotras.

El cese de actividades está programado a las 11 hrs hora de México y 13 hrs de Argentina.

¡Paremos las fábricas, las casas, las escuelas, los hospitales, salgamos de las camas, hagamos una huelga de cuidados y tomemos las calles vestidas de negro para concentrarnos a la hora acordada en las plazas públicas de nuestra localidad.
Marchamos por Lucía Perez, por Florencia Aguirre, por Nabila Riffo, por Nicole Sessarego, por María José Coni y Marina Menegazzo, y tantas otras mujeres que sufren en silencio.

El Estado necesita producir, por eso, el Estado nos necesita vivas.
¡Basta de Feminicidios!
¡Basta de transfeminicios!
¡Basta de Matarnos!

#AbajoelSistemaMachistaPatriarcal #YoParo #SinNosotrasNoHayPaís.

Mujeres de distintos países de América Latina también se suman al Paro contra la violencia machista promovido desde Argentina
Resumen Latinoamericano / Octubre 18, 2016. Frente a la iniciativa de las mujeres argentinas que se organizaron en un Paro Nacional de Mujeres, la medida fue aplaudida por países de Latinoamerica y las convocatorias y adhesiones llegaron también a Francia y España. El paro se llevará a cabo el Miércoles 19/10 en repudio a los femicidios y contra la violencia machista y patriarcal. 
Este 19 de octubre, Paro de Mujeres en Argentina, México, Chile y Bolivia
Mexico: Paro Nacional de Mujeres, ¿te apuntas?

La última mujer asesinada por su marido, Estefanía, recibió una puñalada en el corazón con un cuchillo de cocina de 30 centímetros. Vivía en Olivares (Sevilla), tenía 26 años, y se le había denegado una orden de alejamiento porque la Guardia Civil determinó que no existía riesgo. Ya basta. Ya está bien. No permitamos que Estefanía se convierta en otro número, el 34, en esa odiosa lista de víctimas de violencia de género, de terrorismo machista.
Miro al otro lado del Charco, inspirado por mi querido Sebastián Freijomil, y vuelvo a aprender de nuestras hermanas argentinas. Allí, la violencia machista también es una lacra, una vergüenza nacional para la que ni se invierten los esfuerzos necesarios ni se obtienen los resultados mínimos exigibles… si es que podemos hablar de resultados mínimos, porque en esta materia, solo debe haber máximos.
La Estefanía argentina se llamaba Lucía, tenía tan solo 16 años y fue violada y asesinada en Mar del Plata la semana pasada. Y como las mujeres están hartas de ser moneda de cambio, asqueadas de las buenas palabras y la ausencia de hechos, ha convocado un Paro Nacional de Mujeres.
Como sucediera en Islandia hace casi 41 años, cuando el 90% de las mujer del país hizo huelga, las argentinas llaman a no ir a trabajar, a no quedarse en sus casas, a tomar las calles. Aquel 24 de octubre de 1975 se conoció como ‘El Día Libre de las Mujeres’ y mañana lo quieren replicar en Argentina. La convocatoria no podía ser más estimulante: “En tu oficina, escuela, hospital, juzgado, redacción, tienda, fábrica o donde estés produciendo, pará una hora para exigir ‘Basta de violencia machista, vivas nos queremos”.
Vivas nos queremos. Vivas os queremos. No será un paro de un día, tan sólo de una hora, entre las 13:00 y las 14:00 horas, pero servirá para dar esa bofetada de realidad que necesitamos, servirá para que veamos lo importante que son las mujeres en nuestras vidas, lo crucial que es luchar de verdad y de una vez por todas contra los femicidios.
 Esa hora de paro, esos 60 minutos en los que todo el país se detendrá y la realidad solo tendrá nombre de mujer servirá para que cada uno de un paso para atrás y recapacite qué está haciendo para acabar con la violencia machista, cuál es su granito de arena para asentar de una vez por todas ese cambio cultural que nos hace falta como el respirar.
¿Por qué no sumarnos a ese paro en España? Otros países, como Chile, México y Perú, ya lo han hecho. ¿Por qué España no se puede unir a ese grito iberoamericano? Yo no soy ni líder de opinión, ni tengo un millón de seguidores en Twitter… ni falta que hace, porque lo que importa es hacer historia desde la intrahistoria, es que la suma de anónimos sacuda la realidad.
Lo que hace falta es que las mujeres españolas paren también de una a dos de la tarde mañana, salgan a la calle de sus oficinas, de sus colegios, de sus autobuses, de sus hogares, de sus cajas registradoras, de su bufete, de su barra de bar, asalariadas o no… de donde quiera que estén y lo que quiera que hagan… y digan basta, y paralicen durante una hora la economía del país, y nos dejen claro que sin ellas, sin vosotras, no somos nadie… Y que todos lo aplaudamos, y que nadie se queje, y que las miremos con la admiración, que os miremos con el orgullo con el que os deberíamos mirar todos los días del año, a todas horas.
Vivas os queremos. Ni una menos.
Tras el impacto generado por el brutal femicidio de Lucia del Mar en la ciudad de Mar del Plata, y la represión estatal al encuentro nacional de mujeres en Rosario, la organización Ni una Menos convocó a una “Paro Nacional de Mujeres” para el día 19 de Octubre contra la violencia femicida.
En sororidad con las compañeras argentinas y con las mismas hondureñas que compartimos el mismo dolor. Estamos moviendo la idea a fin de colectivizar la esperanza mediante un acto simbólico.

Imágenes integradas 1
A pesar de los avances del papel de la mujer en la sociedad latinoamérica, el machismo persiste en la región.
Centenares de mujeres son asesinadas en América Latina y el Caribe por una sola razón: su género. Los feminicidios han crecido en la región en los últimos años y lo más grave es que 98 por ciento de los casos permanecen impunes. 
Aunque el sexismo no es un problema específico de una región, existen sociedades mucho más avanzadas que otras en materia de igualdad de género.
En América Latina, la exclusión y subordinación de la mujer es conocida como "machismo", término que la Real Academia española (RAE) define como la actitud de prepotencia de los hombres respecto a las mujeres.
Este concepto se considera también una ideología que engloba actitudes, comportamientos, prácticas sociales  y creencias que promueven la negación y exclusión de la mujer como sujeto en los distintos ámbitos en los que se desenvuelve, así como la subordinación de la mujer en la sociedad.
Si bien el empoderamiento de la mujer se ha acentuado al demostrar que puede estar en igualdad de condiciones con el sexo opuesto, muchos países latinoamericanos presentan aún graves cifras de violencia de género, que incluyen el sexismo, el acoso sexual y la agresión verbal.
Violencia sexista en la región
El sexismo es definido como un prejuicio o discriminación basada en el sexo o el género. El término es utilizado para referirse a la discriminación de ambos sexos. A menudo es confundido como sinónimo de machismo, pero este último no es más que un subconjunto del sexismo.
En los últimos años, el número de femicidios ha aumentado de manera alarmante en los países de la región, sostiene el informe anual de 2015 de la ONU, especificando que de los 25 países con mayor tasa de estos crímenes, 14 son latinoamericanos.
El Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que para el año 2014 al menos1.678 mujeres fueron asesinadas por razones de género.
El feminicidio es la expresión más brutal en la escalada de violencia en contra de la mujer. 

Hasta en el ámbito político se ha visto la violencia sexista, un ejemplo está en Brasil con la presidenta Dilma Rouseff, quien fue objeto de violencia sexista, cuando en el momento en el que daba un discurso en televisión para comunicar a la población el estado de la crisis política y económica fue insultada con descalificativos. 
"En tiempos de crisis la descalificación y el insulto aparecen como elementos políticos, en este sentido, el machismo surge rápidamente como una forma muy poderosa para menospreciar la figura de la presidenta”, asi explicó al portal de noticias Público la socióloga española Esther solano, profesora en la Universidad Federal de São Paulo.
La organización de las Naciones Unidas (ONU) para las Mujeres condenó la violencia sexista y política contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y pidió salvaguardar el estado de derecho, "ONU Mujeres condena todas las formas de violencia contra las mujeres, incluso la violencia política de orden sexista”.
La doctora en Ciencias Sociales y profesora de Género y Diversidad en la Universidad de Salvador de Bahía, Maíra Kubík, declaró al portal esglobal que "“Brasil es un país bastante machista, donde las mujeres deben permanecer en alerta todo el tiempo para no sufrir violencia. Y muchas veces, a pesar de esto, no consiguen evitarla”.
“Probablemente si hubiese sido un hombre habría tenido menos dificultades para gobernar. El ambiente de Brasilia es muy masculino, y la política de bastidores se hace en reuniones, fiestas, comidas, donde una mujer no tiene tanta penetración ni es tan bienvenida como un hombre”. destacó Solano. 
Acoso sexual
Se le define como aquel acoso que tiene por objeto obtener los favores sexuales de una persona cuando quien lo realiza abusa de su posición de superioridad sobre quien lo sufre.
La Fundación Thompson Reuters afirma que el acoso laboral es una de las principales preocupaciones de las mujeres en países como Argentina, Brasil y México.
Entre las formas de acoso que enfrentan las mujeres latinoamericanas diariamente están el manoseo, el hostigamiento verbal y el físico.
Con el objetivo de denunciar esta práctica y concienciar sobre el problema se creó el Observatorio Contra el Acoso Callejero, una organización que tiene como objetivo erradicar la violencia sexual de las calles.
Los tres sistemas de transporte público más peligrosos para las mujeres en el mundo están en América Latina: Bogotá, Ciudad de México y Lima, registran las estadísticas de la empresa internacional YouGov.
Aunque en Ciudad de México hay vagones solo para mujeres para reducir el acoso en el metro, el mismo no ha tenido el éxito esperado y a menudo se ven hombres entrando a dichas áreas.
Desigualdad salarial
Las mujeres de América Latina y el Caribe ganan un 19 por ciento menos que los hombres, quedan excluidas de cargos directivos y asumen cada vez más horas de trabajo no remunerado en la medida que la población envejece, según el informe de Desarrollo Humano 2015 de Naciones Unidas.
El único país que se aleja de esta realidad es Venezuela donde los ingresos entre hombres y mujeres son igualitarios, señala un informe de la organización no gubernamental Foro Económico Mundial.
A pesar de las dificultades económicas que enfrenta el país se encuentra al mismo nivel que países desarrollados como Australia y ocupa la casilla número 64 de un ranking de 134 países según el informe “Global Gender Gap” (Brecha global de género) del año 2015.
Desde que Hugo Chávez llegó al poder se ha mantenido una política de promoción activa de la igualdad de género. La constitución de 1999 fue la primera en utilizar un lenguaje inclusivo en la perspectiva de género y en reconocer los derechos sexuales y reproductivos y el trabajo de las mujeres en los hogares como generador de riqueza.
En segundo lugar de igualdad de ingresos por género en América latina se encuentra Honduras, una de las naciones más pobres del continente.
Entre otros estudios similares llevados a cabo por el Banco Interamericano de Desarrollo, ubican a Bolivia como el país de la región en el que los salarios femeninos están mejor ubicados que los masculinos. Se argumentaba incluso que las bolivianas ganaban un 1,8 por ciento más que los hombres en circunstancias similares.
En contraste, los países que menos igualdad de género en sus sueldos tienen son Brasil, Chile y Argentina. 
Legislación contra la violencia machista
Un total de 20 países de América Latina y el Caribe actualmente cuenta con leyes de violencia contra las mujeres. Lastimosamente, solo ocho países asignan recursos específicos en su presupuesto nacional, según la Comisión Económica para América Latina (Cepal).
En 14 países de la región se ha tipificado el delito de femicidio y dos lo han establecido en su legislación en el grado de homicidio agravado por razones de género.
Perú fue el primer país en promulgar una ley para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos. Argentina Chile y Paraguay se encuentran gestionando leyes similares.
Bolivia por su parte, es el único país de la región que ha aprobado una ley contra el acoso y violencia política contra las mujeres. Costa Rica, Ecuador, México yPerú, están en proceso de discusión para promover leyes similares.
Venezuela cuenta con la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que amplía las garantías de protección y respeto hacia las mujeres.
¿Por qué hay machismo? 
La sociedad machista y la violencia hacia las mujeres, según expertos, responde a un problema estructural de la sociedad capitalista, sin embargo, tiene como principales responsables los gobiernos y las instituciones públicas. 
Está en la voluntad política de los gobiernos el destinar el presupuesto adecuado para los programas de atención en salud reproductiva, de educación sexual y de prevención de la violencia hacia las mujeres así como de campañas de concienciación para cambiar los comportamientos machistas en la sociedad.
Es la educación la herramienta principal para erradicar el machismo en la región.


-- 
Hasta la victoria siempre. ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!

No hay comentarios.: